Cursor.

sábado, 4 de marzo de 2017

Wrap up veraniego

¡Hooooooooola pirulos! ¿Cómo están todos hoy? Acá en Argentina el verano está llegando a su fin (faltan como veinte días, y aún hacen treinta y pico de grados, pero shhh) así que decidí hacer un wrap up de lo que leí en estos tres meses de verano (o sea, mis vacaciones).



  • Diciembre

1- Never Let Me Go - Kazuo Ishiguro 4/5
3- Hamlet - Shakespeare 5/5

En diciembre no leí tanto como esperaba, pero como dice el dicho "calidad antes de cantidad", y estos libros fueron una verdadera MARAVILLA. Así, en mayúscula, con todas las letras y todo el amor. Si bien Never let me go fue el que menos me convenció de los tres, todos de una forma u otra se volvieron parte de mis libros favoritos. Así que estoy contentísima, porque fueron muuuuuuuy buenas lecturas, de esas que te dejan pensando un montonazo. Las recomiendo al 100%. De la única que hice reseña fue de Hate List, pero la de Hamlet está en camino. 

  • Enero

2- El tren de los huérfanos - Christina Baker Kline, 3/5

El principio del principio del 2017 no fue tan bien como el final del 2016. Estos tres libros eran unos que esperaba leer con ansias hace muchísimo, y con los tres me di la cara contra la pared. Si bien Vicious, luego de pensarlo un poco más, se convirtió en uno de mis libros favoritos (a pesar de sus cuatro estrellas y de los problemitas que tuve con él, habían pasado dos meses y no podía parar de pensar en él. Todo me hacía pensar en esta maravillosa historia, quería ir corriendo a abrazar a Victoria Schwab y decirle lo agradecida que estoy de que hubiese escrito esto... me obsesioné. Y creo que fue gracias a algunos comentarios que me decían que mi reseña era más un fangirleo total que otra cosa jajajajaja), el resto no tuvo esa misma suerte y pasó a la bolsa de libros que probablemente olvidaré dentro de un tiempo. El tren de los huérfanos cuenta una historia bueníiisima, al igual que Desconexión, pero ambos fallaron (para mí) en puntos clave que hicieron que no me convenciese en absoluto. 


4- Jeanne d'Arc - Lucía Bonato, 3/5

La segunda mitad del principio del 2017 mejoró considerablemente. Leí mi primer libro en francés sola, y aunque era muy simple y ya me sabía la historia de Juana de Arco de memoria disfruté leerla en francés y descubrir algunos detalles que ignoraba. Después leí uno de los libros más fabulosos que leí en mi vida: Rayuela. Amo amo amo amo amo a Cortázar, y cuando terminé de leer esta novela lo amé cien veces más que antes. In-cre-í-ble. Y también me gustó muchísimo El chico de al lado; una novela epistolar muy muy divertda y fresca, la mejor opción para leer después de un libro rompe cocos como Rayuela. 
  • Febrero


1- The female of the species - Mindy McGinnis, 4/5
3- Six of crows - Leigh Bardugo, 4/5
5- Persépolis - Marjane Satrapi, 5/5

En febrero tuve la oportunidad de participar de mi primera lectura con un club de lectura (Bibliobibuli, de Fly with paper wings) y la verdad es que lo disfruté muchíiiiiiisimo. The female of the species es buenísimo, y también me encantó poder leerlo con las chicas de este club. ¡Fue una muy buena experiencia! Pronto les traeré una reseña. Mala letra y El llamado del dragón tienen sus propias reseñas, así que hablaré de los demás. ¡Finalmente me subí al tren de Leigh Bardugo! Six of crows fue una gran lectura, me encariñé muchísimo con los personajes y <3 <3 <3. Persépolis ya había visto la película hace años y, al ser una de mis favoritas, tenía pendiente la novela gráfica. MAGNÍFICA. No puedo esperar a leer la segunda parte. marjane satrapi sos el amor de mi vida.

¡En fin! Esos son los libros que tuve el placer de leer este verano. Exceptuando algunos, estas vacaciones tuve unas lecturas maravillosas, así que espero que el resto del año esté a la altura de todo esto. 

¿Y ustedes? ¿Qué anduvieron leyendo estos meses? Para los del norte más que verano es invierno, así que... ¿qué les trajo el frío de lindo? ¡Cuentenme! <3

¡Nos leemos!

lunes, 27 de febrero de 2017

Reseña: Mala letra - Sara Mesa

Sinopsis:


La autora de este libro coge mal el lápiz. Lo ha cogido mal desde niña, cuando algunos profesores se empeñaban en corregirla porque «hay que escribir como Dios manda», e, incapaz de aprender, ha seguido cogiéndolo mal hasta el día de hoy, con todas las consecuencias. Porque... ¿puede acaso salir buena letra de un lápiz torcido? Ésta es una de las cuestiones que planean sobre este conjunto de cuentos: la de la escritura indócil, libre y acelerada, la escritura que araña y rasga la memoria, que destroza los recuerdos y hace de ellos otra cosa. Las historias que aparecen en este volumen abordan temas como la culpa y la redención, la falta de libertad y esos «pequeños instantes, epifanías, revelaciones, imágenes que se abren, palabras que se desdoblan», cuando «algo se quiebra, y todo cambia». Niños que se resisten a obedecer y que viven con asombro y soledad el difícil proceso de crecer; chicas rebeldes cuya rebeldía es subterránea, rabiosa y poco aprovechable; seres atormentados –o no– por los remordimientos y las dudas; picabueyes y nutrias que representan agresión o consuelo; el desconcierto de vidas en apariencia normales que a veces encierran crímenes y otras únicamente el deseo de cometerlos. Sara Mesa ha construido un conjunto sólido y coherente de voces con su ya peculiar estilo tensado y sin artificios, que se revela aún más depurado en el manejo de las formas cortas.

Opinión personal:


"Como si acaso fuese posible sacar buena letra de un lápiz torcido."

Leí este libro porque la sinopsis empieza con que Sara Mesa agarra mal el lápiz y yo también. Lo agarro horriblemente mal, de esas formas raras que hacen que cada persona que me vea escribir grite "¡ay, agarrás re mal el lápiz! ¡¿Cómo hacés?! ¡¡Qué raro!!", que cuando me cambié de colegio la directora me regaló gomas para agarrar mejor el lápiz y si veía que no las usaba se ofendía. Bueno, perdón. Pero es así. Así que me emocionó muchísimo ver esto, que la sinopsis dejase super claro que Sara Mesa agarra mal el lápiz, que hablase sobre la escritura indócil, libre y acelerada, todo eso que dice ahí arriba. Así que para navidad mi abuela me lo compró, y no mucho después me largué a leer.

La forma de escribir de Mesa me resultó maravillosa. No es una prosa demasiado "literaturizada", esas que fuerzan las metáforas y las palabras lindas, que parece que dos segundos antes de ponerse a escribir agarraron un diccionario y tiraron todas las palabras que sonaban más o menos bien arriba de su texto. La prosa de Sara Mesa es coloquial; al pasar por los cuentos sentís que te los está contando alguien al lado tuyo, un amigo o vecino que deja sus emociones en carne viva para que puedas sentirlas incluso mejor que él. Sus palabras te envuelven y atrapan sin esfuerzo, no es difícil adentrarse en estos mundos que crea en base a situaciones asfixiantes y sentimientos negativos aflorando en nuestros corazones y comiéndonos desde adentro.


"Todo se quiebra en un instante, o en el espacio de unos pocos minutos, diez o quince minutos, no muchos más, los mismos que tardé en conducir hasta casa de Braulia y llamar a su puerta mientras algo áspero y muy desagradable me subía por la garganta. Y después ella abrió, me miró con extrañeza, extendió los brazos cuando me abalancé hacia su cuerpo. Y en el recibidor mismo, donde yo casi me caía -y ésa era la culpa, ésa, y no el cosquilleo que durante meses había estado sintiendo con tibieza-. le pedí que nos arrodilláramos juntos, le pedí que rezáramos a aquel Dios en quien ella creía, ansié creer en Él y obtener su perdón y su consuelo, y supe que no era yo quien tenía una misión con Braulia, sino más bien al revés, que ella me rescataba a mí de la indiferencia."

Mala letra está conformado por once magníficos cuentos con situaciones oscuras e incómodas, bastante turbias y morbosas. Es todo muy brutal, muy real, muy muy muy ahí. Sabés que todo lo que te cuenta podría pasar (y está pasando, probablemente, al lado tuyo, sin que lo veas. Con gente que conocés, o que no, todos los días. Este morbo, esta culpa, esta soledad, este crecimiento y el rechazo a obedecer, la insolencia, todo. Todo al lado -o dentro- tuyo, siempre), y en ciertos cuentos como Papá es de goma da muuuuuuuuuucho miedo saber que eso es así. Mucho miedo e impotencia total, por no poder hacer nada para solucionarlo.

Como en toda antología de cuentos, algunos gustan más que otros. Lo que recomiendo de acá a la luna ida y vuelta son "Mármol", "Papá es de goma", "Nosotros, los blancos", "<<Creamy milk and crunchy chocolate>>" y "Apenas unos milímetros". El resto también me gustaron muchísimo (como "Mustélidos", o "Picabueyes") pero estos son los que más me quedaron o "marcaron".


"Lo cierto es que la vida siguió para nosotros y que durante algún tiempo continuó siendo un asunto infinito. La anomalía no fue, entonces, más que eso: una desviación cuyo significado no entendíamos - y no podríamos, nunca, entender."


Le doy: 4/5 estrellas.

¿Y ustedes? ¿lo conocen? ¿no? ¿conocían a la autora? ¿Quieren leerla? ¡Cuentenme!


Nos leemos!

domingo, 19 de febrero de 2017

Reseña: El llamado del dragón, Lene Kaaberbøl


Sinopsis:


Dina ha heredado inopinadamente el don de su madre: la habilidad para lograr que alguien admita sus actos más vergonzosos con sólo mirarlo a los ojos. Para ella, sin embargo, este poder, lejos de ser una bendición, se ha convertido en una maldición, pues le impide tener una simple amistad en medio del temor y la hostilidad que la rodean.
Pero cuando su madre es llevada al castillo d Dunark para revelar la verdad acerca de un triple homicidio, Dina debe aceptar su condición si no quiere dejar que su madre caiga en las garras del cruel Lord de Dunark.





Opinión personal:


Gracias a la editorial Pictus por el ejemplar.

Tenía muchas ganas de leer algo de Lene desde que leí allá por el 2012 El portal de la sombra. En su momento la novela me deslumbró por completo, y no podía esperar a leer algo más de esta autora. Hace dos años contacté con la editorial Pictus para colaborar con ellos, y me dieron este (entre otros libros). Yo, desastre que soy, lo leí recién ahora - y estoy muy contenta de haberlo hecho.

El llamado del dragón nos cuenta la historia de Dina, la hija de La avergonzadora. La Avergonzadora tiene el poder de mirar a alguien a los ojos y ver todo lo que los avergüenza - los crímenes que cometieron, cuando trataron mal a alguien, cómo los trataron mal a ellos, etc. Dina heredó este poder y lo considera una de las peores cosas que le pasó en la vida, ya que las únicas personas que se atreven a mirarla a los ojos son sus dos hermanos y su madre, mientras que el resto del pueblo se la pasa mirando el suelo cada vez que ella pasa a su lado. Por este motivo, Dina se siente absolutamente sola, sin nadie con quien jugar, lo cual es un sentimiento horrible para una niña de diez años. Pero cuando vienen del castillo de Dunark (una ciudad a un par de kilómetros de su pueblo) a buscar a su madre para que descubra a un asesino, Dina deberá aferrarse a su don para descubrir la verdad y salvar a su madre (y a sus nuevos amigos) del malvado Lord de Dunark.

Al principio no me convencía mucho. Sentía como que todo pasaba demasiado rápido, dos segundos juntos y ya dábamos nuestra vida el uno por el otro, cosas así. Pero después de un par de páginas sentí como que eso paró un poco y que la narración adquiría un ritmo rápido pero coherente, fácil de seguir y de disfrutar. Y si bien la prosa lenta y detallada suele ser algo común y lo "esperado" en la mayoría de los libros de fantasía, por todo el tema de la creación del mundo y demás, Lene Kaaberbøl se las ingenia para que una breve descripción tirada por aquí y por allá sea suficiente, pasando directamente a la acción. 


Los personajes me gustaron muchísimo, todos cumplían una función importante (ya sea para el desarrollo de la historia en general o simplemente para el crecimiento y la evolución de Dina) y estaban bien profundizados. No eran planos ni aburridos, podíamos diferenciarlos a unos y a otros fácilmente. 

"Pero debes tener paciencia. Tarde o temprano encontrarás a alguien que se atreva a mirarte a los ojos. Y entonces serás muy afortunada. Porque cualquiera que se atreva a mirar los ojos de una avergonzadora francamente es un ser humano muy especial y el mejor amigo que podrías esperar."

Si bien la base de la historia no es original (spoilers: hermano envidioso decide asesinar a todos y echarle la culpa al hermano heredero para así poder hacerse, finalmente, con el trono), todo lo demás lo es: los poderes, los personajes, los pueblos donde tiene lugar, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡los dragones!!!!!!!!!! Es una lectura súper sencilla y fácil de seguir, que te atrapa casi al instante y te obliga a terminarlo en un par de horas. Fue una buena experiencia y, si bien aún no sé si voy a leer las siguientes partes o no, disfruté mucho de esta cuando logré adaptarme a la prosa de Lene. (creo, también, que es un libro más infantil. No estoy segura todavía). 

El llamado del dragón es un libro que se disfruta y, si bien no es trascendental y probablemente no nos "marque" de ninguna forma, se pasa un buen rato leyéndolo gracias a su sencillez y trama llena de acción.

Le doy: 3,5/5 estrellas.

¿Y ustedes? ¿Lo leyeron? ¿No? ¿Les gustó? ¿No? ¿Quieren leerlo? ¿Lo conocían? ¿Qué piensan? ¡Cuentenme!

Nos leemos!

lunes, 13 de febrero de 2017

Reseña: El chico de al lado - Meg Cabot

Sinopsis:


Mel cree que se ha enamorado del sobrino de su vecina en coma, pero no está muy segura de que realmente sea su sobrino y teme haber dado las llaves del piso al tipo equivocado... Él se llama Max, aunque no está muy claro, ya que quiere que le llamen John... De lo que está segura es de que es divertido, cariñoso y guapísimo. ¿Cómo resolverá Mel finalmente todas sus dudas?










Opinión personal:


Volar por los aires y caer en Nueva York, donde Melissa Fuller le escribe correos electrónicos a su mejor amiga (que se sienta al lado suyo en la oficina del diario en el que trabajan) quejándose de que no logra encontrar el amor. Su novio Aaron acaba de volver de cubrir una guerra, y le confiesa a Mel que le engañó con una bellísima mujer de unos... 40/50 años (Mel tiene 27/28). Se quiere morir. Lo deja. Ahora falta al trabajo, y todos creen que es por su ruptura con Aaron, pero en realidad su vecina, la señora Friedlander, fue atacada durante la noche y Mel, a la mañana siguiente, la encuentra y decide llamar a la policía y quedarse con ella hasta saber que está bien (no lo está. está en coma. Mel no sabe qué hacer). Así que al principio llega tarde al trabajo todos los días (Recursos Humanos no deja de mandarle correos preguntándole si sufre de alcoholismo, depresión, problemas con las drogas, algún desorden mental, ¡nosotros estamos para ayudarle!) porque debe sacar al perro de la señora Friedlander, así que su mejor amiga le dice "basta. llamás a algún pariente suyo y que se encarguen ellos." Pero su único pariente es Max Friedlander, su sobrino, un famoso fotógrafo que parece ser una basura de persona. Así que Mel no se espera que llegue este chico normal, gracioso, simpático, divertido, que se obsesiona por las mismas cosas que ella. Y, ¿por qué pide que le llamen John? ¿Cómo va a ser ese su apodo? (lo que Mel sabe es que no lo es. Él no es Max. Es John, un amigo de Max que le debía un favor, y ahora tiene que hacerse pasar por él porque Max está en una playa con una supermodelo divina que acaba de dejar a Donald Trump para irse de vacaciones con él. Pero, ¿qué va a hacer ahora, que se está enamorando de la vecina y ella de él, o de Max, o de Max que le dicen John y no es quien dice ser?) Mientras Mel se mete en un total enredo romántico, intenta descubrir quién atacó a su vecina.

El chico de al lado está escrito todo a modo de correos electrónicos, lo que me fascinó porque soy la fan #1 de libros escritos en correos/cartas/mensajes/lo que sea. Era muy divertido ver lo que todos los personajes iban mandándose entre sí, como cada uno tenía su estilo y forma de expresarse, lo que hacía que diferenciarlos fuese tarea fácil. Es muy complicado a veces escribir de cien maneras distintas, pero Meg Cabot lo logró y la felicito de todo corazón.

Los personajes son lo mejor. Una buena historia necesita unos buenísimos personajes, y esta los tiene. Cada uno es un mundo completamente distinto y, aunque pudiésemos simpatizar con ellos en la vida real o no (a Max le pegaría un par de piñas si me lo cruzase), todos logran sacarnos un par de carcajadas y mantener la escencia de la historia en marcha. Me daba un poco de miedo leerlo por todo lo que suele escucharse de los chick-lits, pero este me pareció buenísimo, logró que me divirtiese como loca, que no pudiese soltarlo y que quisiese escaparme a Nueva York a enamorarme. 

Mi problema con el libro fue el final. Me pareció demasiado apresurado, muy cualquier cosa. Estaba todo mal, páginas de todo estando espantosamente horrible, y de la nada en cinco segundos se arregló. Qué. Carajo. Tal vez ese es un poco el problema de los correos electrónicos - a veces los personajes obvian detalles que, a la hora de comprender la historia, si no la estás viviendo, son esenciales para que todo cierre con propiedad. 

Quitando eso, ¡me encantó! Me pareció super divertido, una lectura muy ligera y amena recontra recomendada para leer luego de un libro parte cocos (te estoy mirando, Rayuela). Me gustaría leer más de Meg, incluso le daría una oportunidad a El diario de la princesa (¿pueden creer que ella escribió los libros detrás de las hermosas películas de El diario de la princesa? cuando lo vi no lo podía creer. me emocioné un montón). Si quieren un libro romántico divertido (ya que se viene San Valentín y parece que en todos lados me atacan con amor. Basta. No tengo nadie con quien compartirlo, traiganme chocolates y dejenme en paz) con una escritura simple y fresca, este libro es para ustedes.

Le doy: 3,5/5 estrellas.

¿Qué piensan? ¿Lo leyeron? ¿No? ¿Sí? ¿Les gustó? ¿Quieren leerlo? ¡Cuentenme!

¡Nos leemos!

martes, 7 de febrero de 2017

DDM: Abandonar o no abandonar, esa es la cuestión


¿Está bien dejar de leer un libro? ¿Está bien pasarlo de currently-reading a DNF en goodreads? ¿Qué significa eso? ¿Vamos a dejar de leerlo para siempre? ¿Nunca más vamos a darle una oportunidad? ¿Queremos darle otra oportunidad?

En este DDM me gustaría plantear dos preguntas, y son: ¿cuándo un libro se considera "abandonado"? y ¿está bien abandonar un libro?

  • ¿Cuándo se puede decir que el libro fue "abandonado"?

Esta es una pregunta que vi en muchos lugares, y que creo que no tiene respuesta. Porque, ¿cuándo pasa a ser parte de nuestro estante Did not finish en Goodreads y cuando no es más que uno que empezaste y dejaste en la página cinco porque te aburriste? 

Mucha gente dice que los libros hay que leerlos hasta cierta página, y que antes de esa no pueden ser considerados "abandono". Estas personas dicen que los libros hay que leerlos hasta la página 50/100 (dependiendo de la cantidad de páginas total que este tenga), porque ahí es cuando las cosas empiezan a tomar forma, hay más acción, comienza la trama en serio, y que antes de eso es imposible juzgar un libro. Otros dicen que ya en la primera página podés darte cuenta de si algo va a gustarte o no, así que ahí mismo podés decidir si va a gustarte o no. Entiendo a qué se refieren los primeros, más que nada porque no siento que al leer la primera página puedas darte cuenta de mucho, y también porque leer una carilla no me suena a leer. 

En mi opinión, un libro abandonado es uno que empezaste y no seguiste, punto. No vamos a ponernos con exactitudes de páginas ni demás. Igualmente, en este DDM quiero centrarme en los libros abandonados por que no te gustaron/convencieron, no en esos que dejás en pausa por un tiempo porque tenés que estudiar/trabajar, atender otras obligaciones, estás muy cansado, etcétera.

  • ¿Está bien abandonar un libro?

Conozco muchísima gente que se fuerza a terminar todo lo que lee. No importa si les parece una lectura completamente atroz, creen que es un delito abandonar un libro por la mitad y dejarlo solo. 

No les voy a mentir. Odio tener que dejar de leer un libro. Siento que una vez que lo empecé es mi deber llegar a la última página, me siento absolutamente culpable si considero dejarlo una vez que ya me metí en él. Hasta hace dos años leía absolutamente todo y no dejaba nada a medias - y, en ese momento, leía muchísimo menos de lo que leo ahora, disfrutaba cada libro un poco menos. Pero un tiempo después empecé a ver que todo el mundo a veces dejaba libros inconclusos, y cuando lo hablé con mi mamá me dijo "y si! para qué vas a perder el tiempo, tan poco que es, leyendo algo que no disfrutás? yo creo que cada libro tiene su momento. a lo mejor no es este. vos dejalo descansar y tal vez en otro momento te engancha más."

Es cierto que hay libros que no meten pata una vez que ya están bien avanzados. Hay algunas novelas que tenés que hacer un esfuerzo sobrehumano para llegar a la parte que realmente te atrapa. Pero, ¿qué vas a hacer? ¿Vas a pasarte toda la vida esperando a que el libro se ponga bueno?

Les cuento cómo se me ocurrió la idea para este DDM. Estaba leyendo El vuelo del dragón, de Anne McAffrey, libro que empecé esperando un millón y medio de dragones por todos lados. Bueno, ese no fue el caso. ¡Encima te metían en un mundo mágico sin explicación alguna! No entendía nada de lo que estaba pasando, usaban palabras de este mundo que andá a saber qué carajo significaban y ugh. Fue recontra tedioso, y cuando iba un 30% dije "Bueno, ya está, no estoy disfrutando esto. Es más una obligación que leer por placer." Así que lo cerré y decidí dejarlo un tiempo en mi estantería para que descanse. Me sentí re culpable después, por eso decidí que a lo mejor en algún momento lo retomo. Pero ese no es el caso de otros libros que abandoné, como Crossed de Ally Condie (continuación de Matched), que directamente decidí que nunca más volvía a toc
ar esa saga porque ese libro era un fiasco (aunque el primero me encantó).

Pero bueno. Eso es lo que pienso yo, si no se puede no se puede, y tal vez no es el momento. Tal vez más adelante nos guste, pero ¿para qué vamos a perder el tiempo con algo que no soportamos? 

¿Y ustedes? ¿Qué piensan? ¿Abandonan libros? ¿Intentan no hacerlo? ¿Cuándo les parece que puede considerarse abandono?

Nos leemos!

martes, 31 de enero de 2017

Reseña: Rayuela - Julio Cortázar

Sinopsis:

El amor turbulento de Oliveira y La Maga, los amigos del Club de la Serpiente, las caminatas por París en busca del cielo y el infierno tienen su contracara en la aventura simétrica de Oliveira, Talita y Traveler en un Buenos Aires teñido por el recuerdo.

La aparición de Rayuela en 1963 fue una verdadera revolución dentro de la novelística en lengua castellana: por primera vez, un escritor llevaba hasta las últimas consecuencias la voluntad de transgredir el orden tradicional de una historia y el lenguaje para contarla. El resultado es este libro único abierto a múltiples lecturas, lleno de humor, de riesgo y de una originalidad sin precedentes.
 






Opinión personal:

Mi reseña para Rayuela iba a empezar con algo como "quiero disculparme de antemano por lo que voy a decir a continuación, pero es que no había una manera ordenada de escribir esto (¿cómo expresar sentimientos -que ya de por sí no saben mucho sobre el orden- coherentes sobre algo que no lo es? Rayuela es desorden, caos, amor, no querer sentir, crisis, crisis crisis crisis, y esto es casi lo mismo)." Pero ni siquiera eso puedo decir, porque Rayuela es tantas cosas que me cuesta horrores ponerla en palabras. No es un libro para cualquiera, y la verdad es que entiendo perfectamente a cualquier persona que haya detestado el libro, veo el por qué. Yo me pasé casi todo el libro detestándolo, pensando "¡Mi Julio querido! ¡¿Cómo carajo escribiste algo que odio tanto?!". Pero después llegué al final, y no podía creer la maravilla que acababa de leer. Cosas que pasan, vio. 

"Y debo decir que confio plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría.
Que me encanta mirarte y que te hago mío con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso."



Es una novela muy caótica, muy desorden, muy ir y venir, muy buscar sin saber, andar con los ojos cerrados creyendo que estamos viendolo todo. Los personajes son demasiado reales, lo que los hace más insoportables que si no lo fuesen. 

Para los que no estén familiarizados con la novela, les cuento un poco de su forma de ordenarse, que es por lo que es más conocida. Rayuela es dos libros al mismo tiempo. El primer libro se lee yendo del capitulo 1 al 56 de forma lineal, y acabar en este último. El segundo se lee siguiendo el tablero de instrucciones, que es algo así:

Se divide en tres partes. Del lado de allá (capítulos que transcurren en Paris), Del lado de acá (Buenos Aires) y De todos lados (capítulos, según Cortazar, "prescindibles". Muchos de estos son análisis a ciertas cosas, o se centran en Buenos Aires o Paris de manera indistinta, profundizando mucho más la novela.) Si leemos de forma tradicional, terminaríamos leyendo sólo las dos primeras partes del libro.

“Sólo viviendo absurdamente se podría romper alguna vez este absurdo infinito.”

Entiendo perfectamente a la gente que odia Rayuela, porque yo me pasé casi todo el libro así. Si no lo pensás, si simplemente leés así no más, te vas a encontrar simplemente con Horacio Oliveira, un intelectual porteño recontra pretencioso que cree que cualquier persona que no sea "culta" (según su criterio, que andá a saber cuál es) es una perdida de tiempo para el planeta. Si no querés andar filosofeando 24/7 conmigo y mi ~Club de la Serpiente~ no valés la pena. Ah, y después va a pasar algo que va a hacer que tenga que volverme a mi Argentina natal y allá vuelva a arruinarle la vida a todo el mundo, porque aparentemente es lo único que sé hacer. Y yo, sinceramente, creí que eso era lo único que pasaba y estaba por pegarme cincuenta tiros!! Pero después llegué a los últimos capítulos y me cayó la ficha de todo. Entendí todo el libro (tarde, pero en algún momento tenía que hacerlo) y descubrí que había millones de cosas más detrás de esta fachada de macho alfa pretencioso e intelectual. Mucho mucho mucho más, y me encantó.

Ah, y este libro es poesía pura. Palabras comunes y ordinarias entrelazandose entre sí para crear una prosa tan pero tan hermosa. Es todo bello acá. Bueno, como es todo lo que hace Cortazar, pero en serio es hermoso. 

Eso sí, escuchenme: esta novela no es para todos. No es para todos, y es más que probable que no les guste, y es más que comprensible. Si tuviese que elegir, me quedo con los cuentos de Julio, creo que son cien veces mejores. Mucha gente dice que Rayuela es una novela que se disfruta más en la adolescencia o en los jóvenes adultos, más que nada por toda la crisis existencial y descubrimiento personal que ocurre en ella, y puede ser que tengan razón.

“Sacás una idea de ahí, un sentimiento del otro estante, lo atás con ayuda de las palabras, y resulta que te quiero. Total parcial: te quiero. Total general: te amo”.

Ahora sí, perdón por lo desordenado de esta reseña, y por lo poco reseña que es. No podía hacer nada mejor con un libro caótico. Fue más un "sacar lo que siento en este momento y tirarlo acá". Así que, nada, espero que esta reseña les haya servido de algo (¿siquiera puede considerarse una reseña? creo que no.)

Le doy: 5/5 estrellas.

"Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio."

¿Y ustedes? ¿tienen algo más coherente para decir? ¿leyeron este libro? ¿No? ¿habían oído hablar de él? ¡Cuentenme!

Nos leemos!!

lunes, 23 de enero de 2017

Jóvenes copados #1: Rhiannon McGavin (poeta/youtuber)

¡Buen día! Hoy vengo a presentarles una nueva sección en la que estuve pensando hace un tiempo. Sé que hay muchísimos jóvenes por ahí que hacen cosas increíbles y que tal vez son recontra conocidos donde viven pero no en el resto del mundo, así que la idea de Jóvenes copados es brindar un espacio para hablar sobre personas que me gustan y que creo que hacen cosas geniales a pesar de su corta edad. En algún momento, si la sección "triunfa", me gustaría ver de poder entrevistar o algo a los jóvenes que elijo y mostrar la entrevista por acá. Pero ya veremos! Por ahora, empecemos.



El Jóven Copado de hoy es Rhiannon McGavin, una poeta/youtuber de LA. No sé muy bien cómo funciona todo esto de hacer una mini bio de alguien, así que vamos a hacer puntitos que es mucho más fácil para ustedes y para mí.


  • Rhiannon tiene dieciocho años, y es más que nada conocida por su nombre de su canal de Youtube (TheGeekyBlonde) o el que tenía antes en twitter/tumblr/instagram: mermaideleh.
  • Comenzó su canal de youtube con doce años para hablar de su obsesión con Shakespeare y compartir sus pequeños poemas.
  • Empezó a hacerse conocida gracias a sus presentaciones de Slam Poetry (poesía hablada) junto con dos amigas, Belissa Escobedo y Zariya Allen (que también son parte de mi gente copada para jóvenes copados), que tenían un grupo llamado The Poetpuff Girls. 
  • Los poemas que escribían y recitaban son el motivo por el cual decidí hablar de Rhiannon. En estos tocan temas como la violencia de género, el rape culture y demás.
  • Su poema más conocido como grupo es "Somewhere in America", donde hablan sobre estos temas mencionados anteriormente. Pueden escucharlo acá. (yo lloro cada vez que lo escucho, chau).
  • Tiene otro poema muy conocido con Belissa que se llama "Rape Joke". Pueden escucharlo acá.
  • Rhiannon es parte de muchas comunidades, como Youth Speaks, YoungArts, y muchas más que promueven el descubrimiento de artistas jóvenes, más que nada aquellos que traten temas sociales/políticos/económicos que afecten a la sociedad hoy en día (feminismo, racismo, homofobia, pobreza, políticos corruptos, etc). 
  • Actualmente está en la universidad estudiando Literatura y Psicología.
  • Tiene varios de sus poemas publicados en antologías.
  • Además de escribir le gusta dibujar y pintar, así que decidió armar sus propios libros  caseros con su poesía y venderlos en su tienda de Etsy. Pueden chusmarlos acá.
  • Además de todo esto, en su canal de Youtube habla de muchísimas cosas, como:
    • shakespeare (tiene una obsesión)
    • tips de estudio y organización
    • distintas máscaras faciales o cosas que se hace en el pelo para cuidarselo
    • fue parte del YouthOverViolence que promueve consciencia sobre temas de violencia (generalmente en parejas) a jóvenes
    • ahora tiene una sección que se llama bath chat en la que habla con Jóvenes Copados metidos en temas de arte y demás (una de las chicas con las que habló hace sus propias películas, y otras dos que son amigas suyas tienen una banda y viven dando recitales), donde no sólo hablan de sus cosas sino que también dan consejos y demás a jóvenes creadores.
Últimamente estoy re metida en poesía, y me copan muchísimo los poetas/escritores jóvenes que no sólo se meten en el mundo solos (ya sea subiendo sus escritos a youtube/tumblr/wattpad/loquesea, sino también haciendo sus propios libros, promocionandose, etcétera) sino que encima tratan temas recontra importantes que nos afectan a todos como sociedad. Jóvenes conscientes de los problemas = 10/10 puntos. 

Bueno, creo que eso es todo! Está medio confusa y desordenada esta entrada porque fue la primera vez que hago una cosa así y no tenía idea de cómo hacerlo!! Así que bueno!! Espero que les haya gustado la sección, porque hace mil que tengo la idea en la cabeza y creí que hablar de cosas nuevas y poder compartir a esta gente con ustedes iba a estar bueno. Estoy más que abierta a recibir Jóvenes Copados que ustedes quieran compartir conmigo, da lo mismo lo que hagan, ustedes mencionenme a algún jóven (no tiene por qué ser adolescente. para encontrar mucha gente vamos a hacer de 30/28 años para abajo) que les encante o inspire de alguna manera, yo lo busco y lo pongo acá!! La idea es generar un intercambio entre todos y poder darle el reconocimiento a gente que realmente se lo merece. Da lo mismo el idioma que hable la persona!

Ah, y acá está el canal de youtube de Rhiannon. Hay muchos de sus videos que tienen subtítulos, así que los que no sepan inglés no se preocupen!

Espero que les haya gustado la sección! 

Nos leemos!!

lunes, 16 de enero de 2017

Reseña: Desconexión (Unwind, #1) - Neal Shusterman

Sinopsis:


¿Qué harías si decidieran desconectarte? Connor, Risa y Lev tal vez consigan escapar... pero ¿sobrevivirán? Tres vidas distintas. Una ley implacable. Un único final. Solo si llegan a los dieciocho podrán evitarlo. La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como "Guerra Interna", fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años; entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir “abortar” a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama “desconexión”. Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada.

Opinión personal:


Imaginense vivir en un mundo en el que, desde los trece hasta los dieciocho años, tus padres tienen la posibilidad de desconectarte en cualquier momento. Firman unos papeles y te fuiste; te llevan a una cosechadora, en la cual te harán estudios a lo largo de un mes para luego encerrarte en la chatarrería, donde se llevará a cabo una cirugía de tres horas para desconectarte. Todas las partes de tu cuerpo serán recicladas, dándoselas a distintas personas que las necesiten: un brazo, un pulmón, un ojo, sangre. Y es por eso que el estado promete que desconectado no significa muerto, porque todavía queda un poco de vos en cualquier persona que tenga el honor de recibir una parte tuya, todavía tenés “consciencia” estés donde estés.

Este es el mundo que nos plantea Neal Schusterman en el primer libro de la saga Unwind, Desconexión. Después de la segunda guerra civil estadounidense, los bandos pro-vida y pro-libre elección llegan al siguiente acuerdo: desde el momento de concebido hasta los trece años no puede hacerse nada con el niño, pero una vez alcanzada la adolescencia los padres pueden decidir desconectarlo. Niños problema, diezmos, lo que sea, acaban en la cosechadora con tan sólo la firma de sus padres.  Como en todo mundo distópico e injusto, tenemos un grupo de adolescentes y adultos que deciden rebelarse. Adolescentes intentan sobrevivir, encuentran a los adultos rebeldes, todos felices, rebelión, woohoo.

"Un conflicto siempre empieza con un tema de disputa, una diferencia de opinión, una controversia. Pero una vez empieza la guerra, el tema de disputa deja de importar, porque de lo que se trata ya es de una única cosa: de cuanto se odian unos a otros."

Desconexión es un libro muy, pero muy aterrador. Había momentos en los que tenía que parar de leer de lo horrendo que era todo. No entendía cómo a alguien podía ocurrírsele hacer una barbaridad así, cómo había gente que aceptaba todo esto con tanta naturalidad. ¡Matar a tus propios hijos! ¡Millones y millones de personas decidiendo que la vida de sus hijos no valía nada, que ya no querían hacerse cargo de ellos, que no los querían más!

Una frase que se repite muchísimo en este libro es “ya no sos mi problema”, y creo que eso resume bastante bien la idea general. Nadie quiere hacerse cargo de estos terribles, de estos chicos que aparentemente han fallado en la vida, que ya no merecen seguir intentando. Una responsabilidad que nadie quiere tener, así que se deshacen de ellos.

Los personajes estuvieron bastante bien, normales. Algo que no me terminó de convencer fue que la evolución no era tan explícita, sino que te dabas cuenta (o no) de que algo en ellos había cambiado porque ellos lo decían. “Cambié”, “soy otra persona”, “esto me transformó completamente”. Pero a veces, por más que ellos clamaran ser otros, haber madurado, lo que sea, yo los veía bastante parecidos al comienzo del libro. No hubo mucha profundidad de personajes y eso llevó a que me costase conectar con ellos y sentir algo, ya sea preocupación o malestar o enojo.

El libro se divide en varias partes, cada una compuesta de distintos capítulos narrados desde distintos puntos de vista, algunos de personajes que ya vimos antes (Connor, Risa, Lev, los protagonistas) o nuevos que sólo recibirán un capítulo o dos (la profesora, policía, médica, etc). Me gustó mucho poder ver todo lo que va pasando por la cabeza de distintos personajes, por más que el narrador fuese omnisciente, y por más que el narrador siempre hablase igual, sin importar de quién fuese el capítulo. 

"En un mundo perfecto todo sería blanco o negro, correcto o incorrecto, y todo el mundo vería con claridad la diferencia. Pero este no es un mundo perfecto. El problema es la gente que piensa que lo es."

Y algo que me enbroncó MUCHÍSIMO fue el romance innecesario. IN-NE-CE-SA-RIO. Estoy harta de que siempre nene y nena tengan que enamorarse a costa de todo. A ver, si van a enamorarse perdidamente el uno del otro que haya una especie de desarrollo. Basta! De! Insta! Love! BASTA. ¡¿A ALGUIEN LE GUSTA ESTO?! PORQUE JURO QUE A MÍ ME VUELVE LOCA. Seguro que en la vida hay millones y millones de relaciones basadas en la nada misma, pero basta de jurarse amor eterno dos segundos después de conocerse. No lo soporto más. Lo peor de todo es que al principio, uno de estos dos tórtolos está perdidamente enamorado de otra chica, pero a los dos segundos se olvida de ella completamente y NO VUELVE A MENCIONARLA JAMÁS. SUPUESTAMENTE HABÍAN SIDO AMIGOS DE TODA LA VIDA Y DE LA NADA NI SE ACORDABA DE SU EXISTENCIA. QUÉ.

El final no me dejó con ganas de leer el siguiente libro, más que nada porque me resultó bastante cerrado (o sea, quedan varias cosas abiertas, pero perfectamente podría acabar ahí y uno podría ya imaginarse lo que va a suceder después), y me da un poco de miedo saber que hay cuatro más. No sé cómo hizo Neal para alargar tanto la historia, pero bueno, ya veremos (o no. Con lo pésima que soy yo para seguir series. Tengo como quinientas empezadas #fracaso).


Pero quitando el bendito insta-love y lo poco que conecté con los personajes, el libro estuvo bastante bien. Me aterró muchísimo, y la verdad es que hubo ocasiones en las que quería dejar de leer porque dios mío. Hay escenas terroríficas que Neal las narra con una calma e indeferencia total que logran que te den aún más miedo.

" La gente no es completamente buena ni completamente mala. Nos pasamos la vida entrando y saliendo de la oscuridad y de la luz."

En fin, es un libro que a mí no terminó de cerrarme (por más que la premisa me resultó exCELENTE y dios míooo qué miedo), pero que igualmente disfruté gracias a su buen ritmo e increíble idea-de-trama. Que a mí no me haya terminado de convencer no quiere decir que a ustedes no vaya a gustarles - lo único que leo de este libro son reseñas de cinco estrellas, así que se ve que el bicho raro soy yo. Les recomiendo que le den una oportunidad y vean qué tal.

Le doy: 2,5/5 estrellas.

¿Y ustedes? ¿Lo conocían? ¿Lo habían leído? ¿Les gustó? ¿No? Cuentenme!

Nos leemos!