Cursor.

martes, 29 de agosto de 2017

Reseña: The Love Interest - Cate Dietrich

Sinopsis:


Hay una organización secreta que cultiva agentes adolescentes. Los agentes son llamados Intereses Amorosos porque acercarse a gente poderosa significa tener acceso a secretos valiosos.
Caden es un Nice: chico de al lado,  esculpido físicamente para alcanzar la perfección. Dylan es un Bad: grande, de alma oscura, que es peligrosamente hermoso. La chica por la que compiten es importante para la organización. ¿Elegirá ella al Nice o al Bad?
Ambos Caden y Dylan están viviendo en el mundo exterior por primera vez. Están bien entrenados; deben estarlo. El que no sea elegido, morirá.
Pero lo que los chicos no esperan son sentimientos fuera del entrenamiento. Sentimientos que podrían matarlos a ambos.




Opinión personal:


*escribí esta reseña hace como TRES MESES y nunca me acuerdo de publicarla. crack que sos flor*

Increíble idea + narración extraña + una trama mal desarrollada + desarrollo de personajes super mediocre = 1,5 estrellas.

Hago las cuentas mientras paso las hojas de The Love Interest, mi cara mostrando el mismo aburrimiento a lo largo de toda la novela. La empecé con todas las ganas, y a medida que iba bajando mi puntaje interno intentaba no desesperar y me prometía a mi misma que iba a mejorar. Que iba a ser un buen libro, que lo iba a disfrutar, que la forma de escribir de Cale Dietrich iba a mejorar repentinamente y nos iba a dar algo merecedor de un libro satisfactorio, de esos que los terminás y decís "¡qué bueno que lo leí!". Bueno, no. 

LIC (Love Interests' Company) es una empresa que se dedica a vender secretos. ¿Nunca te cuestionaste el origen de las revoluciones, las emboscadas, las caídas de los gobiernos, las misiones exitosas de los servicios de inteligencia, las guerras, etc? Todo tiene un mismo punto de partida: una compañía que se encarga de meterse en las vidas de las personas importantes, aprovechándose de nuestro lado emocional que decide confesarle todo a nuestros seres queridos, robarles sus secretos y venderselos al mundo. Suena extraño, ¿verdad? Es decir, ¿cómo logran infiltrarse espías en las vidas de personas importantes? ¿Cómo consiguen involucrarse, volverse necesarios, conseguir que confíen en ellos más que en cualquier otra persona del mundo? Fácil: llevan todas sus vidas entrenandose para este momento. Para el momento en el que serán elegidos como el interés amoroso de una futura-persona-importante y lograran, así, venderle a los más codiciosos todos sus secretos.

Así que tenemos a Caden. O, mejor dicho, a un chico LI sin nombre aún, que será asignado a Juliet, una futura genio, revolucionaria de la ciencia y la tecnología. Su tarea es enamorarla, lograr que jamás quiera separarse de él, que confiese todo lo que jamás se ha atrevido a decir, que le muestre todos sus inventos; pero en el camino conocerá a Dylan, el Bad Boy con el que está compitiendo por el corazón de Juliet. Pero el ganador no sólo se queda con el amor incondicional de la chica genio, sino con algo mucho más valioso: vida. El ganador logrará seguir con vida, sentir, crecer, cambiar, madurar, experimentar. El otro no tiene otro final más que la hoguera de LIC.

Caden está decidido a ganar, a vencer a Dyl y que muera si es necesario; pero, ¿qué pasa cuando sus sentimientos se dirigen hacia la persona equivocada? 

TLI promete una historia llena de pasión, acción, un romance desesperado, star-crossed lovers a lo Romeo y Julieta que dan sus vidas el uno por el otro. Esperaba leer sobre, no sé, el inmenso dolor que les oprimía el pecho cuando se daban cuenta de que estaban tan cerca y la distancia entre sus pieles los quemaba o algo así. NO SÉ. Pero en cambio recibí una novela con personajes aburridamente planos, mediocres, que de alguna manera que no termino de comprender logran arruinar un  mundo fascinante y retorcido que quedó en algo... meh. A ver, ¿no les llama exageradamente la atención que una empresa se encargue de asignarle intereses románticos a las personas importantes para robarse todos sus secretos y, así, tener todo el mundo controlado? Porque eso es algo super perturbador digno de aparecer en esos videos de teorías conspirativas que ves a las tres de la mañana (ah, sólo yo?) pero que de alguna forma Dietrich logra convertirlo en la cosa más irreal y poco creíble del mundo. La tarea de un escritor de ficción distópica es venderte el mundo distópico, no que estés todo el rato como "em. sí. no."!!!!!! Encima, la frutilla del postre (algo como un spoiler viene ahora. No sé si lo es realmente porque es el final más esperado del mundo, pero bueno, lean a su propio riesgo): cinco adolescentes logran destruir la compañía secreta más poderosa del mundo con siglos de antigüedad en media hora. Claro. Sí. Me imagino. (listo!! fin del spoiler).

Son las palabras de Caden las que nos guían a través de este mundo distópico; nos llevan desde su entrenamiento final en la LIC, hasta sus encuentros con Juliet, sus conversaciones con su coach de la compañía y su enamoramiento de Dylan. Su forma de narrar no es nada cerca de extraordinaria o divertida, sino que más bien se vuelve aburrida y soporífera gracias a su personalidad semejante a la de una galletita de agua sin sal. Es muy loco cómo te cuenta todo, porque encima te da un por qué al 99,9% de sus acciones. "Fui al baño porque tenía que hacer pis", "comí porque tenía hambre", "dormí porque tenía sueño", "hablé porque tenía algo que decir", "me reí porque era algo gracioso", "lloré porque estaba triste". Bueno, te felicito, supongo? Los diálogos son la cosa menos convincente del mundo. A una le confiesan algo de vida o muerte, super brutal, mueve pisos, cambia vidas, y reacciona como si le hubiesen dicho que estaba soleado. Y no, no es parte de su personalidad, no es que es re retorcida o que es un mecanismo de defensa para que nadie vea lo vulnerable que es realmente: son todos así. Igual de planos, igual de aburridos, igual de inverosímiles.

Me parte el alma decir todo esto porque tenía muchísimas ganas de amar este libro con todo mi corazón, encima me frustra sobremanera cuando alguien tiene una idea INCREÍBLE y hace estas cosas. Pero bueno, Tendré que seguir con mi vida. Así son las cosas a veces. 

Le doy: 1,5/5 estrellas.

¿Y ustedes? ¿Qué onda? ¿Lo leyeron? ¿Les gustó? ¿Qué les pareció? ¡Cuentenme!

4 comentarios:

  1. Agh, pero qué RABIA ver que una buena idea se desaprovecha. Supongo que es uno de los motivos por los que existen los fanfictions.

    En fin, qué pena, la verdad. Parecía lindo, pero después de tu reseña... Ni cerca.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Flore!
    Lo anduve viendo por los blogs internacionales y en un principio me llamó la atención pero creo que fue hasta que leí la sinopsis.
    Y por lo que contas suena a que todo se arruina y va al carajo por un triangulo pedorro. Me molesta que sigan metiendo eso en las novelas juveniles, calmense un poco. Exploten las ideas y las tramas conspirativas en vez de recurrir a un triangulo todo el tiempo.
    La idea de la LIC me recuerda mucho a Los juegos del hambre cuando Finnick cuenta todas esas cosas de la gente del Capitolio. Supongo que al ser una novela distópica la autora se debe haber inspirado mucho en eso y es cierto que suena copado, jugoso incluso. Así que entiendo la rabia que te dio.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  3. Buenas! Pues la sinopsis me llamaba, peor viendo lo que hay, no creo que lo lea ni que me lo plantee en un futuro <3

    ResponderEliminar
  4. Hola Flore
    Ohhh parece una decepción total jajaja
    Llegué a pensar viendo la portada y leyendo la sinopsis que podía ser interesante pero pffff..
    Lo descarto totalmente

    Un besooo

    ResponderEliminar